Vols ser el primer en conèixer les novetats?

CONSULTORIA EN DRET DIGITAL

Ajudem a les empreses a convertir el compliment normatiu, jurídic i tecnològic,
en una eina estratègica que proporcioni un avantatge competitiu

El fin del geobloqueo en el eCommerce

Los clientes de eCommerce que residan en la Unión Europea están de enhorabuena porque el pasado 3 de diciembre entró en vigor el Reglamento (UE) 2018/302 destinado a eliminar las medidas de geobloqueo no justificado, así como otras formas de discriminación por país de residencia o de nacionalidad de los citados clientes. Ello supone una liberalización de las compras online y del mercado digital muy interesante.

¿En que consistía el geobloqueo?

Hasta ahora, cuando un cliente se disponía a realizar una compra electrónica, los comerciantes online podían bloquear su acceso a la página principal de su tienda y redirigirlo a la web del país de residencia del primero, lógicamente sin violar su intimidad. Y podían hacerlo igualmente sin previo aviso, incluso cambiando sus condiciones de accesibilidad.

Es lo que se conoce como geobloqueo y daba lugar a discriminación por nacionalidad o lugar de residencia, pues no todas las webs nacionales de un mismo comerciante ofertaban las mismas condiciones.

Sin embargo, con el nuevo reglamento, esto ya no podrá hacerse sin autorización del cliente. Y, aunque este permita ser redirigido a otra web de la misma empresa, deberá seguir teniendo información sobre una IP con la cual volver a la página principal y común de la tienda online.

En definitiva, lo que se busca con el nuevo Reglamento 2018/302 es igualar a todos los ciudadanos de la Unión Europea respecto a sus derechos de compra online. Esto es, que todos los que adquieran un artículo por Internet puedan hacerlo en las mismas condiciones, sin ser bloqueados y redirigidos a otra página web de forma automática. Dicho de otra manera, se rompen las barreras de los eCommerce y ahora podrá comprarse igual en toda la Unión Europea, independientemente del lugar de residencia.

Por otra parte, la nueva normativa afecta tanto a productos físicos como a servicios de toda clase, ya sean prestados de manera digital o física. No obstante, quedan excluidos del reglamento los productos protegidos por derechos de autor, así como los servicios financieros.

Los pagos en el nuevo reglamento

El Reglamento (UE) 2018/302 también se ocupa de los medios de pago con objeto de evitar las citadas discriminaciones. A partir de ahora, si bien el comerciante podrá elegir los medios de pago, estos deberán ser idénticos en todos los países de la Unión Europea donde trabaje.

En conclusión, el Reglamento 2018/302 viene a democratizar el sector del eCommerce, de tal forma que se eviten discriminaciones por razón de nacionalidad o país de residencia.

Subscriu-te a la Newsletter

Si vols estar al corrent de les últimes novetats en matèria de Dret Digital, subscriu-te a la newsletter.

Compartir

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email

Articles Relacionats